Pesca con robots: la tecnología al servicio de la pesca

peces en el fondo del océano

Tirar la caña y esperar a que piquen con el placer de disfrutar del entorno, el sol cálido y en comunión con la naturaleza… Sin más tecnología que anzuelo, caña, carnada y una gafas de sol Costa para protegernos, la jornada de pesca se presenta larga, placentera y “tradicional”. Al menos hasta ahora… Power Ray es un robot submarino con cámara 4K pensado para descubrir las profundidades y convertirse en un aliado en la pesca en combinación con un anzuelo por control remoto, un sónar e incluso gafas de realidad virtual. ¿La tecnología al servicio de la pesca? ¡Te contamos más!

Power Ray permite ver en tiempo real la profundidad del océano y atraer a los peces para facilitar su captura. Hasta 30 metros de profundidad y provisto de un sónar que detecta pesca hasta 40 metros de distancia, es la autonomía que ofrece Power Pay. Además de este sistema de detección de peces, la transmisión de imágenes y datos es efectiva a una distancia de más de 80 metros, con una autonomía aproximada de 4 horas.

Este robot submarino dotado de cámara permite a los pescadores que sepan qué van a encontrar cuando echen las redes y controlar qué ven desde su dispositivo móvil. ¡Incluso cómo el pez en cuestión se escapa de nuestro anzuelo! La app, disponible para iOS y Android, permite también manejar la cámara 4K y el dispositivo tiene la opción además de acoplar un sistema de gafas de realidad virtual.

PowerRay, robot para pesca
PowerRay. Fotografía de powevision.me

La compañía espera ofrecer versiones futuras de la PowerRay sin cable, ya que en la actualidad el robot está unido a su operador por un cable de 30 metros. Las previsiones futuras pasan por el uso de sistemas de baja frecuencia en agua dulce con uso práctico para la fotografía submarina.

El proyecto RISE: robots que pescan

Pero el proyecto de robot para pesca de Power Ray no es el único que existe en marcha en el sector. RISE es una iniciativa destinada a una especie en concreto: los peces escorpión, una especie invasora que ha causado estragos en las poblaciones de peces y los ecosistemas de arrecifes en el Atlántico occidental. El nuevo robot submarino, también suspendido por un cable desde un barco y bajo el control de una persona con un interfaz similar a un joystick, nace para identificar peces escorpión y generar una descarga eléctrica que los aturde y permita su pesca para controlar el avance de la especie.

fondo del océano

Ambos ejemplos, Power Ray y RISE, muestran cómo la robótica puede aliarse para un actividad hasta ahora analógica. ¿Se verán en el futuro robots con mayor autonomía? ¿Qué otras utilidades, como la investigación el control de especies, se abren ante las posibilidades que ofrece la tecnología actual?

Noticias relacionadas