Surfear olas gigantes: las mejores y más espectaculares playas

windsurf en olas gigantes

Cuando el mar está en aparente calma y miras desde tu tabla al horizonte… Si reconoces esta sensación como la calma que precede a la gran ola, entonces esta es la guía que estabas buscando: la guía de los tres mejores destinos para “cazar” la ola perfecta, la ola gigante.

Dice la leyenda, y el calendario del surf mundial, que cada año, por estas fechas, el otoño trae a la costa de Nazaré (Lisboa) un espectáculo único. Atracción para los mejores surfistas de olas gigantes del mundo, en Nazaré, recordemos, Garrett McNamara batió en 2011 el récord de la ola más grande jamás surfeada: casi 24 metros.  ¡Que Dios o Neptuno o ambos bendigan a McNamara!

Un accidente geomorfológico poco común es la principal razón de que se produzcan estas olas gigantestas es el Cañón de Nazaré, un cañón submarino de más de 230 kilómetros de largo y más de 4.000 metros de profundidad situado a pocos kilómetros de la costa. El cañón aumenta y amplifica la fuerza de las olas, que llegan a la costa con un tamaño descomunal.

El otoño, nuevamente, nos lleva a nuestro segundo destino de caza de la ola gigante. En los meses de otoño invierno, con el viento de sur/sudoeste, sobre el Cantábrico reina Mundaka. En la desembocadura de la Ría de Guernica se encuentra una de las mejores y más largas olas del mundo. Miles de surferos de todo el mundo acuden a Mundaka todos los años para demostrar sus habilidades cabalgando una ola que puede alcanzar más de 3 metros de altura y 400 metros de longitud. Por esta costa al norte de Bizkaia han pasado surferos como Andy Irons, Taj Burrow o Kelly Slater y miles de curiosos que desde 1997 presencian con asombro la destreza y temeridad de los deportistas. El estuario de Mundaka ha creado unas condiciones perfectas para el espectáculo y la expectación no falla a la cita anual.

ola gigante surf

Para aventureros y para quienes no lo son

En el peor de los casos (si las costas de la Península Ibérica son poco para tu temeridad) siempre nos quedará Pororoca, la gran ola del Amazonas. Como lo oyes, el río Amazonas produce entre los meses de febrero y marzo un raro y peligroso fenómeno. Una enorme ola de hasta 4 metros de altura que recorre el curso del río y que los niños de la zona temen por su ferocidad. No temió el peligro el brasileño Picuruta Salazar, que se hizo con el récord Guinness al cabalgar a sus 43 años la gran ola durante 37 minutos.

Si el surf extremo no es tu onda, recuerda que a tu alcance está disfrutar de algunas de los lugares más extraordinarios y raros del planeta para practicar surf al menos en imagen y que en España puedes encontrar una selección nada desdeñable de playas muy recomendables para disfrutar de la ola que estás buscando.

 

Noticias relacionadas