Tipos de pesca de orilla: ¿cuál es tu preferido?

tipos de pesca de orilla

La pesca de orilla es, como su propio nombre indica, la pesca que se realiza desde la orilla, habitualmente desde la orilla del mar. Se trata de una de las técnicas de pesca más populares entre los amantes de este deporte, y es que para pescar desde la orilla sólo necesitas escoger un buen equipo de pesca y el mejor lugar para buscar esa ansiada captura. Ni barcos de pesca, ni complicados aparejos ni la excelente forma física que requiere, por ejemplo, sumergirse en el fondo del mar para pescar mientras buceas.

La pesca de orilla es, además, tremendamente versátil, y prueba de ellos son las muchas variantes de esta modalidad a las que te puedes aficionar. Surfcasting, spinning, rockfishing… ¿estás preparado para conocerlas? Con esta breve guía no pretendemos desvelarte los secretos de cada una de ellas, pero sí darte unas pautas básicas para que elijas la que más te guste y empieces a disfrutar desde ya de este apasionante mundo que es la pesca.

Surfcasting

¿Qué tendrá el surfcasting que se ha convertido en uno de los tipos de pesca de orilla más populares? ¿Será la paz que se respira sentado frente al mar mientras esperas a que los peces piquen? ¿O la posibilidad de hacerte con ejemplares de especies tan preciadas como lubinas, sargos y doradas? El surfcasting consiste, en líneas generales, en fijar la caña en la arena de la playa y lanzar la línea más allá de las olas, donde los peces son activos.

Qué necesitas: lo primero es una caña larga, de 4 a 5 metros de longitud, y que al mismo tiempo sea resistente para poder lanzar cebos voluminosos y traer de vuelta alguno de esos grandes ejemplares. También es importante que el carrete tenga suficiente capacidad si no quieres perder ese pez que ha picado pero se aleja arrastrando consigo la línea. Necesitarás, por otro parte, un soporte para fijarla en la arena: el trípode te da seguridad y la pica, más ligera, te permite moverte rápidamente de lugar si las condiciones del mar te lo piden. Y, por supuesto, anzuelo y cebo, ya sea artificial u orgánico. Estas son las bases, pero no te preocupes, cualquier comercio especializado vende aparejos específicos para surfcasting, así que a la hora de adquirir tu equipo no tendrás problema.

surfcasting, pesca de orilla

Spinning

En el spinning, al contrario que en el surfcasting, hay que trabajar los brazos. Esta modalidad de pesca de orilla consiste en lanzar el señuelo al mar e irlo recogiendo poco a poco, con movimientos a los lados para simular que se trata de un pez y así atraer a los depredadores que buscamos. Puedes practicar spinning desde prácticamente cualquier punto: playas, muelles, espigones… El lugar y la presa determinarán tu equipo, pero en líneas generales esto es lo que necesitas.

Qué necesitas: una caña de hasta 3,30 metros de longitud, que puedas lanzar lejos y recoger sin problema. La clave para la caña de spinning es que sea ligera, ligera pero resistente. En este sentido, la fibra de carbono es sin duda el mejor material. Por otro lado, el cebo suele ser artificial, ya que al arrastrarlo imita muy bien los movimientos de un pez.

Rockfishing

Hay quien prefiere la pesca en las zonas de rocas en la orilla del mar, donde peces como gobios, sargos o vacas son bastante activos. A esta modalidad se le llama rockfishing y suele realizarse con la caña a pulso.

Qué necesitas: una caña ligera es imprescindible. Suelen medir entre los 4 y los 4,50 metros y, factor también esencial, contar con un carrete de gran capacidad para poder aprovechar ese extra de línea cuando el señuelo queda atrapado entre las rocas.

pesca rockfishing

Pesca con flotador

Seguro que cuando paseas por un puerto te cruzas con más de un pescador que espera sentado tranquilamente a que los peces piquen. Practican la pesca con flotador, que según el tipo de caña y señuelo suele dividirse en varias denominaciones más específicas. El rasgo principal de este tipo de pesca de orilla es que se practica en aguas tranquilas, donde apenas hay corriente ni mucho menos oleaje y los peces suelen ser pequeños, por lo que basta con aparejos sencillos para disfrutar de una agradable, y con suerte exitosa, jornada de pesca.

Qué necesitas: una caña ligera, como puede ser una caña al coup telescópica (se despliega por tramos hasta alcanzar la longitud deseada), una línea montada y un cebo. En este caso, como los peces que buscas son de pequeño tamaño, las lombrices funcionan muy bien.

En realidad, existen casi tantas denominaciones a los distintos tipos de pesca de orilla como peces hay en el mar, pero con esta clasificación básica (surfcasting, spinning, rockfishing y pesca con flotador) ya tienes unos conceptos básicos para iniciarte en el apasionante mundo de la pesca. Así pues, elige tu modalidad y prepara el equipo, donde no pueden faltar, ya lo sabes, tus gafas de sol Costa para no perder detalle de lo que sucede en la superficie del mar mientras proteges tus ojos de la dañina radiación ultravioleta.

Noticias relacionadas