Volvo Ocean Race: 2ª etapa y tributo a Neptuno en el cruce del ecuador

Volvo Ocean Race

Desde que la regata más famosa de la actualidad partió el pasado 22 de octubre del puerto de Alicante, la Volvo Ocean Race se pone más interesante por momentos. El viernes se esperaba la llegada de los equipos participantes en la exótica urbe sudafricana de Ciudad del Cabo. El Race Village de la Volvo Ocean Race abría sus puertas a primera hora de la mañana esperando la emocionante finalización de la segunda etapa. Una impresionante ceremonia de apertura en la que artistas locales, altos dignatarios del país y una ingente cantidad de personas esperaban a los equipos que acababan de cruzar, literalmente, el Océano Atlántico. También había un invitado especial, Wisdom, el longevo albatros mascota de la Volvo Ocean Race que, junto con los centenares de personas recibirían a los equipos ganadores en la que es la trigésima vez que la vuelta al mundo a vela pasa por esta ciudad, conocida como la ‘Puerta de entrada al Océano Sur’.

Fue el equipo español, Mapfre, el que se llevó esta vez el primer lugar en el podio de ganadores después de una impresionante remontada casi al final de esta emocionante carrera.

Fue el Dongfeng Race Team, en el que participa el embajador francés de Costa Jérémie Beyou el que lideró esta etapa de más de 7.000 millas que comenzaban en Lisboa el pasado 5 de diciembre. Llevó a su costado al equipo español durante casi todo el trayecto pero no pudo superarlo en las últimas millas debido a una táctica a la llegada de los doldrums que le llevó a cubrir el trayecto en 19 días, 1 hora, 10 minutos y 33 segundos. El Dongfeng Race Team cubrió el trayecto en 73,2 millas más, obteniendo un merecido y luchado segundo puesto. Sería el Vestas 11th Hour Racing, del estadounidense Charlie Enright el que completara este magnífico podio.

Equipo Dongfeng
Foto de Ainhoa Sánchez en la web Volvo Ocean Race

Una etapa llena de riesgos: bandas climáticas

¿Ha sido eta segunda etapa de la travesía complicada? La respuesta es, sin duda, sí. Esta travesía hacia el Sur por el Océano Atlántico atraviesa bandas horizontales que van desde la línea del Ecuador a los Polos, lo que hace que tanto la temperatura como la presión o el viento pueden cambiar repentinamente. Los principales obstáculos (o ayudas, para los regatistas más experimentados) son la zonas de alta presión, los vientos Alisios los Doldrums y las temidas borrascas. En la primera parte del trayectos, los equipos tuvieron que lidiar con el Anticiclón de las Azores, llamado así por el archipiélago cercano. Los suaves vientos hacen que los veleros no avancen por lo que, antaño, según cuentan las historias de marinos experimentados, llegado tal momento, si los barcos no avanzaban, tiraban los caballos ‘sobrantes’ por la borda, con el fin de poder coger un poco más de velocidad. No en vano se le sigue llamando a esta zona, en la actualidad, ‘Latitud de los caballos’.

El siguiente obstáculo estaría conformado por los vientos alisios, que soplan de manera constante en dos bandas, desde el noreste hacia el ecuador en el Hemisferio Norte y desde el sureste en el hemisferio sur. Canarias y Cabo verde son los dos archipiélagos que también influyen en la velocidad de los veleros, puesto que condicionan el viento de tal manera que puede ser beneficioso o contraproducente para la marcha.

Por si fuera poco, en esta travesía hacia el Sur, están los temidos doldrums, zonas de calma ecuatorial en la que la presión es muy baja y confluyen vientos moderados, rachas de lluvia e inesperadas tormentas. Todo un obstáculo a superar para los equipos participantes. El final de esta entretenida etapa estaba recibido por las borrascas del océano Sur. El cambio de vientos de la salida del Océano Atlántico hacia el Pacífico Sur hacer que inesperadas tormentas aparezcan de la nada. Se suele decir que quien es capaz de ‘cabalgar una de esas tormentas’ es quien gana la etapa.

Tributo a Neptuno, el pago al Rey de los Mares

Estaríamos horas hablando de las anécdotas y curiosidades de la vuelta la mundo de vela, pero una de las más características es la que se desarrolla en el momento en el que los equipos traspasan el ecuador. Es el llamado tributo a Neptuno. Se dice que todos aquellos que no hayan cruzado anteriormente la línea del ecuador deben pagar un tributo para poder sentarse al lado Neptuno, en su trono. Este año fueron 21 novatos los que tenían que pasar dicha prueba, consistente en dos modalidades: acabar con alguna parte del cuerpo rasurada o verse inmersos en algún tipo de líquido putrefacto. Tres miembros del equipo español Mapfre terminaron con un curioso peinado tras cruzar la línea del ecuador mientras que el periodista Jeremie Lecaudey y el novato Jack Boutell, del Dongfeng Race Team, terminaron bañados literalmente en comida liofilizada guardada por cuatro días. Una tributo no demasiado caro si tenemos en cuenta que es al Rey de los Mares, nada menos, al que hay que tener contento.

Tercera etapa y clasificación general

La clasificación general, al término de esta segunda etapa cuenta con el español Mapfre a la cabeza, el Vestas 11th Hour Racing en segundo lugar, el Dongfeng Race Team completando el podio, AzkoNobel Team en cuarto lugar, Team Brunel en quinto, Team Sung Hung Kai/ScallyWag en sexto y Turn the Tide on Plastic en séptimo lugar. Los tres primeros equipos cuentan con un gran plantel que es posible que les mantenga en cabeza durante toda la vuelta la mundo, aunque todavía quedan otras nueve emocionantes etapas antes de saber quién se hará con el premio final.

Lo que viene a continuación no es moco de pavo. Es una de las etapas originales de la Withbread Round the World Race y regresa tras doce años de ausencia. Una etapa de 6.500 millas náutica que cubre la distancia entre Ciudad del Cabo y Melbourne y que es una de las más peligrosas y con mayor índice de abandono. La historia reciente cuenta el caso de la vuelta del año 2005-2006 en el que sólo dos veleros entraron a meta en la lejana Australia, tras un viaje cargado de vicisitudes, roturas y grandes tempestades. La próxima cita con la magia del mar comenzará este 10 de diciembre ¡la esperamos con ansia!

Noticias relacionadas