La limpieza, fundamental en la pesca

Limpieza del puesto de pesca

La limpieza en el puesto de pesca es tanto o más importante que elegir la mejor caña o el mejor lugar para pescar. Nadie se imagina pasar su día favorito de la semana pescando entre bolsas de basura, latas vacías y otros restos que no deberían, en ningún caso estar ahí. Por eso hoy vamos a dedicar este post a señalar la importancia de la limpieza, tanto del equipo propio como de la naturaleza que nos rodea. ¿Preparados?

Limpieza del equipo de pesca

Para tener una jornada de pesca agradable y que los peces piquen sin problema, es fundamental que nuestro equipo esté limpio y ordenado. Lo que parece una obviedad a veces no parece serlo tanto, a juzgar por lo que se ve cuando nos dedicamos a una jornada de nuestro deporte favorito. Es fundamental que la cesta, caja o bolsa en donde llevamos los aparejos esté limpia. Nada de restos de cebo ni de restos de papeles (o peor, comida) de otras ocasiones. Ver una cesta limpia es sinónimo de tranquilidad.

Pero ¿cómo podemos limpiar la caña de pescar, por ejemplo? Es sencillo y podemos hacerlo tranquilamente en casa. Para que sea más efectivo lo mejor será limpiar la caña justo después de nuestra jornada de pesca, de este modo guardaremos todo los utensilios limpios y estarán preparados para poder salir a pescar en cualquier momento. En el baño, llena una palangana con un poco de agua tibia, detergente limpio y un vaso de vinagre. Mezcla esta solución y aplica una esponja bien empapada a toda la caña para eliminar restos de tierra, cebo y suciedad.  A continuación aclara con agua la caña y sécala muy bien. Cerciórate de que ninguna de sus partes queda húmeda, puesto que si la guardas con restos de agua puede estropearse. Una vez seca podrás aplicar una cera (existen ceras y sprays profesionales que tratan con cuidado los barnices y pinturas de la caña en cualquier tienda especializada). Una vez hecho esto, tendrás tu caña preparada para cualquier acontecimiento.

Presta especial atención al carrete y a las anillas. Como se pueden oxidar fácilmente, trátalas con especial cuidado. Un truco: para quitar los restos de arena o salitre del carrete, desmóntalo y sumérgelo en agua durante unos minutos o limpia los restos con una brocha. Eso sí, ten en cuenta siempre que debe estar bien seco antes de guardarlo. Eso evitará que se oxide.

El orden también es fundamental. Para guardar los carreteres, utiliza las cajas originales o en cajas o tuppers que tengas para tal uso. Evitarás que las líneas se enreden y que pierdes piezas que pueden ser fundamentales para tener tu equipo en condiciones. Muchas veces no pesca más o mejor aquel que tiene el equipo mejor o más caro, sino el que lo tiene mejor cuidado.

Limpieza del lugar de pesca

Una vez que hemos elegido el mejor lugar para pescar, recuerda que te hemos dado y las claves para organizar una buena jornada de pesca ya sea en río o en mar, es fundamental que nuestro puesto esté limpio. SI no lo está (muchas veces hay desaprensivos que dejan el puesto de pesca como si fuera un basurero) hagamos algo por el medio ambiente. Llevemos siempre con nosotros alguna bolsa y unos guantes para recoger la basura. No nos cuesta nada adecentar nuestro puesto de pesca. Y como en la mayoría de las ocasiones llevamos comida o bebida para las largas jornadas de nuestro deporte favorito, debemos recordar una máxima: a casa que vuelva lo que hemos llevado. Para encontrar los ríos y los mares limpios cada uno podemos poner nuestra parte. ¿O es que a alguien le gusta llegar a pescar y encontrar en las aguas latas vacías o bolsas? Eso no sólo es perjudicial para el medio ambiente, sino para nosotros mismos.

Además, en los últimos tiempos y no sin razón, las administraciones están al acecho del comportamiento cívico de los pescadores y han llegado a prohibir la pesca en determinados lugares debido a la gran cantidad de basura que se ha encontrado en ellos.

Algo que a la mayoría nos parece evidente se convierte en un problema por lo que es necesario mantener la limpieza de nuestros ríos y mares. Además, la pesca sostenible, algo por lo que abogamos siempre en nuestro blog COSTA, es otra buena manera de preservar el medio ambiente; ya sea capturando sólo aquellas piezas imprescindibles o realizando la pesca sin muerte. Un puesto de pesca limpio es sinónimo de una jornada de pesca agradable.

Noticias relacionadas