Descubre los tiburones más grandes del mundo

tiburón de perfil

Todos reconocemos la imagen de un tiburón ya sea por haberlos visto en acuarios, en reportajes televisivos o en películas en las que los tiburones pretenden comerse a todos los seres humanos del mundo. Pero los tiburones son mucho más que todo eso. Son uno de los animales más fascinantes y diversos de todas aquellos que pueblan nuestros océanos y mares.

Los tiburones son peces cartilaginosos de la familia de los condrictios, a la que pertenecen también ejemplares como la quimera o la raya. Hay más de 360 especies conocidas y son peces prácticamente prehistóricos. Se tiene conocimiento de su existencia desde hace más de cuatrocientos millones de años, aunque entonces tenían una forma muy diferente a la de ahora. Estas son las especies conocidas más grandes del mundo.

Tiburón ballena (Rhincodon tipus)

Es el tiburón más grande del mundo. Puede llegar a medir doce metros y pesar más de veinte toneladas. Se cree que existe en la Tierra desde hace más de sesenta millones de años. Es de color grisáceo, con lunares y franjas; se alimenta de algas, kril, crustáceos y zooplancton y lo hace a través de la filtración de agua por la boca. El mayor ejemplar jamás capturado se pescó en el año 1947 en Pakistán, medía 12,65 metros y pesaba 21 toneladas. El primer ejemplar identificado (y del que surgió el nombre) fue uno capturado en Sudáfrica en 1828. Medía más de cuatro metros y su holotipo todavía se expone en el Museo Natural de París. Se le denominó tiburón ballena debido a su gran tamaño.

tiburón en océano

Tiburón peregrino (Cetorhinus Maximus)

Puede alcanzar los diez metros de longitud y llegar a pesar hasta cuatro toneladas. Es el segundo tiburón más grande del mundo. Su principal característica es que nada con la boca abierta, filtrando así el agua para alimentarse. Su principal fuente de alimento es el zooplancton y puede llegar a filtrar hasta dos mil toneladas de agua por hora. Su manera de reproducirse es aún desconocida al detalle para el ser humano. Se cree que inicialmente son ovíparos pero cuando los huevos eclosionan lo  hacen dentro del ‘abdomen’ de la madre y las crías aún se alimentan de ellas antes de ‘nacer’ definitivamente.

Es un tiburón pelágico y se ve frecuentemente cerca de las costas. Es uno de los tiburones favoritos de los ecoturistas porque se deja ver en casi cualquier ocasión, tolerando muy bien la presencia del ser humano. Ha sido desde antiguo un pez muy perseguido por los pescadores, que aprovechaban su gran tamaño y su facilidad para atraparlos, obteniendo con su pesca grandes beneficios. El tiburón peregrino es ovovivíparo, es decir, los embriones nacen de huevos que no están en el vientre de la madre. Se alimentan de los propios óvulos dentro del huevo y cuando nacen están completamente desarrollados llegando a medir hasta metro y medio de longitud. Este pez está protegido y su comercialización casi prohibida debido a la gran disminución de ejemplares en los océanos. Se encuentra en peligro de extinción.

Tiburón martillo (Sphyrna Mokarran)

Pertenece a la familia de los Sphyrnidae y es un elasmobranquio, por lo que posee cinco pares de sacos branquiales que se abren a través de orificios separados. Es uno de los peces más ‘extraños’ que conocemos por su cabeza en forma de martillo. Sus ojos y sus fosas nasales se encuentran a cada lado de su cabeza, por lo que cuando nadan dan ‘cabezazos’ a un lado y a otro para poder ver lo que sucede a su alrededor. Puede llegar alcanzar los seis metros de longitud y la media tonelada de peso. A pesar de que los científicos no tienen claro el por qué de su aspecto, muchos aseguran que eso les aporta una mayor sensibilidad a la hora de poder cazar (son capaces de ‘oler’ una gota de sangre a un kilómetro y medio de distancia). Se alimentan de peces, crustáceos y cefalópodos y habitan aguas profundas cerca de la tierra, en las plataformas continentales y en atolones de coral. Son vivíparos y al nacer, sus crías miden entre 50 y 70 centímetros. Están en riesgo de extinción según la Lista Roja de las Especies Amenazadas de la Unión Internacional para la conservación de la Naturaleza (UICN).

tiburón blanco

Tiburón blanco (Carcharodon Carcharias)

Es un pez cartilaginoso que pertenece a la familia de los Lamnidae. Es único entre los tiburones, puesto que es el único Carcharodon que sobrevive en la actualidad. Puede llegar a medir siete metros y pesar cuatro toneladas. Las hembras suelen ser dos metros más cortas que los machos. Viven en las aguas de casi todos los océanos. Es uno de los tiburones más antiguos que existen, nada en los océanos desde el Mioceno, es decir, desde hace más de dieciséis millones de años. Muchos científicos aseguran que está emparentado con el famoso megalodón (el tiburón gigante y prehistórico del que todavía se duda si existe en la actualidad). Se alimentan de mamíferos marinos, realizando una curiosa técnica de casa mediante emboscada (se sitúan bajo la presa y cuando ésta está descuidada, atacan).

Las hembras se reproducen de manera ovovivípara y suelen incubar de 10 a 14 huevos de cada vez. A pesar de tener una mala fama en cuestión de ‘comerse’ humanos, nada más lejos de la realidad. De los 108 ataques de tiburones que ha habido en las zonas en las que viven, solamente cinco se debían a este tiburón. El desarrollo turístico (incompatible con las poblaciones de este tipo de pez) y la pesca masiva son los culpables de que este ejemplar entre en la lista de animales en peligro de extinción.

 

Pero el mundo de los tiburones no sólo está compuesto por estos ejemplares, cientos de especies pueblan nuestros océanos y mares. Conocerlos todos es una tarea prácticamente imposible, aunque en la actualidad los científicos e investigadores encuentran cada vez más pruebas de nuevos (y antiguos) ejemplares que todavía sobreviven en la actualidad.

Noticias relacionadas